GESTIONANDO EL ESTRÉS EN VACACIONES

GESTIONANDO EL ESTRÉS EN VACACIONES

Artículo: Estrés en vacaciones o estrés vacacional

Es posible que cuando oyes la palabra “estrés” se te vienen a la mente palabras como
“malo”, “negativo” o algo parecido. Esto es lógico, ya que vivimos en una sociedad en
la que desde que nos levantamos ya tenemos cosas pendientes por hacer.

La mayoría de veces son cosas que debemos hacer deprisa para llegar con tiempo a
algún lado. Es tan estresante, que muchas veces no nos damos ni cuenta de lo mal que
estamos hasta que no aguantamos más.

Sin embargo, es importante saber que el estrés en sí mismo no es nada malo. Más
bien al contrario. En este artículo hablaremos sobre la diferencia que existe entre el
estrés problemático y la respuesta de estrés y cómo poder disfrutar de tus vacaciones
gestionando el estrés.

La respuesta de estrés y el estrés problemático

En primer lugar, es importante que sepas que el estrés es algo bueno. Activa nuestro
organismo ante peligros de nuestro entorno para que tomemos acción lo más rápido
posible.

Pensemos, por ejemplo, que una serpiente venenosa nos empieza a perseguir.
Seguramente no te quedas inmóvil, sino que te asustas, tu ritmo cardíaco aumenta y
comienzas a correr. Aquí es el estrés es el que nos está ayudando en esta situación de
peligro.

El problema se genera cuando el estrés que sentimos es demasiado intenso y tiene
una duración prolongada en el tiempo. Y esto ocurre cuando las demandas de nuestro
entorno nos sobrepasan y los recursos de afrontamiento con los que contamos no
son suficientes. Es entonces cuando el estrés se vuelve problemático y tiene efectos
perjudiciales: agotamiento, ansiedad, problemas para dormir…

¿Qué podemos hacer en nuestras vacaciones?

Como decíamos al principio, nuestra vida está montada de tal manera que es difícil no
estar estresados. Trabajamos muchas horas a la semana, no tenemos tiempo para
disfrutar y tenemos obligaciones en casa. Por eso son tan necesarias nuestras
vacaciones. A continuación, te dejamos unas recomendaciones para que puedas
gestionar el estrés en tus días libres:

1. Desconecta de tu trabajo. Es importante que, en la medida de lo posible, apagues el
móvil de empresa o las notificaciones del trabajo durante tus días de descanso. Se
trata de que cambies el trabajo por otro entorno libre de estresores donde puedas
disfrutar del tiempo libre.

2. Planifica tus vacaciones. Saber qué cosas haremos, cómo las haremos y anticipar
gastos, por ejemplo, nos tranquilizará y será menos probable que surjan situaciones
estresantes.

3. Cambia de aires. Es recomendable que, si puedes, salgas de tu entorno cotidiano, ya
que solemos asociarlo a obligaciones y situaciones estresantes, por lo que es más
probable que en otro entrono las preocupaciones y otros estresores no aparezcan y
sea más fácil desconectar y disfrutar.

4. Realiza actividades agradables. Utiliza tu tiempo de descanso en actividades que te
gustan y que durante el trabajo no tenías tiempo de hacer. Así, notaremos que
estamos siendo productivos haciendo que nuestro estado de ánimo mejore.

5. Aliméntate y duerme bien. Una alimentación equilibrada y buena, así como dormir
y descansar adecuadamente por las noches, forman el caldo perfecto para que nuestro
estado físico y psicológico sea óptimo cada día.

En definitiva, es importante que desconectes y descanses haciendo cosas que te
llenen. Si notas que el estrés que atraviesas a diario es muy limitante y perjudicial para
tu salud, en nuestro centro podemos ayudarte. Te atenderemos en el 615 18 85 50, en Carretera Ronda 202 y Online. Puedes reservar tu cita en pocos CLICS AQUÍ

Indice de contenidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×
Ir al contenido