Juguetes Sexuales, ¿Jugamos?

Juguetes Sexuales, ¿JUGAMOS?. Autora: Inma Muñoz, Psicóloga y Sexóloga en Almería.

juguetes sexuales sexologa almeriaLos juguetes sexuales son objetos para usar de forma individual o en pareja, que proporcionan un incremento en el placer sexual. El propósito de estos es mejorar la naturaleza y calidad de las experiencias sexuales. Por lo tanto, no es como la mayoría de las personas temen, no vienen a sustituir a la pareja en las relaciones sexuales, sino que son un complemento más en ellas.

El mercado de juguetes sexuales se suele dividir por su uso (para parejas, vulvas, penes o sexo anal) o por categorías (vibradores, succionadores, masturbadores para pene, dildos y arneses, bolas chinas, plugs y cadenas anales). Teniendo desde aspectos humanos realistas hasta formas sacadas de una película de ciencia ficción o de vegetales.

 

Normalización de los Juguetes Sexuales

Durante el comienzo del COVID-19, el contacto físico entre algunas parejas se redujo y las actividades sexuales físicas se vieron afectadas y disminuidas. Las personas, deseosas de satisfacer sus necesidades sexuales y evitar problemas de salud, empezaron a mostrar una inclinación mayor al consumo de estos juguetes sexuales.

En España, concretamente, los mayores consumidores de juguetes sexuales han sido los jóvenes para la protección, en personas entre 30 y 40 años para la exploración sexual y el resto con fines médicos para prevenir problemas de vejiga y de próstata.

 

Consecuencias Negativas de los Juguetes Sexuales

Muchas veces, estos juguetes son difíciles de implementar en la vida sexual debido a varias razones. Vamos a enumerar algunas de las consecuencias negativas, que pueden ocurrir por desconocimiento o mal uso:

1.- Por un lado está el desconocimiento de ellos, no aportándoles el significado erótico, sino viéndolos como algo sucio. Y, por tanto, haciéndonos sentir con culpa y vergüenza por su uso.

2.- Por otro lado, existe la creencia de que estos juguetes no son aliados en las relaciones, sino que se ven como intrusos que pretenden reemplazarnos. En un principio puede verse así, pero los juguetes sexuales no son un enemigo, sino que pueden tener un uso compartido en la pareja para aumentar el placer sexual y romper la rutina, entre otras cosas.

3.- También, su alto precio para adquirirlos ha sido un inconveniente en diversas ocasiones. Aunque existen alternativas a ellos que podemos conseguir por precios más bajos, como usar una espátula de madera de la cocina en lugar de un látigo, pañuelos de una tela suave en lugar de cuerdas o un collar de perlas bañado en lubricante para estimular zonas erógenas.

4.- Además, en algunas ocasiones pueden suponer riesgos para la salud, proporcionando infecciones por un uso inadecuado. Algunos ejemplos puede ser por una mala limpieza del objeto o por compartir el juguete con otras personas sin la protección adecuada. Así pues, también pueden causar reacciones alérgicas o la necesidad de una intervención quirúrgica por su uso indebido (por ejemplo, un juguete que no es anal, introducirlo en el recto).

 

Sus Consecuencias Positivas

Obviamente, no todo es negativo y se pueden enumerar múltiples beneficios que proporcionan a nuestra salud sexual.

1.- En primer lugar, de manera individual se ha visto que generan una independencia, aumentando el empoderamiento al mostrar una opción diferente y moderna de vivir la sexualidad sin depender de otros. Aumentan el autoconocimiento sexual, siendo una forma diferente de exploración, lo que conlleva una mayor satisfacción, aumento del placer y la confianza.

2.- Así pues, se han asociado con una mejora en las disfunciones sexuales. Por lo que contribuyen a la salud sexual y mental, mejorando la seguridad en uno mismo. Concretamente en hombres, se ha visto a través de estudios que los vibradores les ayudan a mejorar en los tratamientos de cáncer de próstata. Y, a aumentar su propio placer y satisfacción sexual.

juguetes sexuales en pareja

3.- Si hablamos de sus usos en pareja, se ha reportado también un aumento de satisfacción, ayuda a no caer en la monotonía e incrementa la intimidad y confianza de la pareja. Incluso, son un apoyo en la recuperación del deseo sexual de pareja. Pudiéndose utilizar para aumentar las diferentes formas de placer dentro de la pareja, al igual que ocurre con otras opciones de placer sexual menos convencionales.

 

Conclusiones de los Juguetes Sexuales

Los juguetes sexuales en ocasiones se ven como obstáculos en las relaciones sexuales de pareja. A pesar de que la realidad nos muestra que nos ayudan a aumentar la salud sexual. Además de aumentar la satisfacción, el deseo y la confianza en la pareja, así como ayudar a mejorar en diversas problemáticas relacionadas con la sexualidad.

Si te has sentido identificado con la vergüenza y la culpa de usar juguetes sexuales o quieres aprender más de ellos y sus beneficios, puedes contactarnos en el 644 679 781 o reservar en POCOS CLICS AQUÍ. Una psicóloga y sexóloga del equipo de PsicoAlmería te ayudará.

Indice de contenidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×
Ir al contenido